Madrid, 20 de Mayo 2008

 

UCE DENUNCIA QUE LA DESAPARICIÓN EL DIA 1 DE JULIO DE LA TARIFA NOCTURNA, OBLIGARÁ A 1.100.000 FAMILIAS A PAGAR ENTRE UN 25% Y UN 80% MÁS CARA SU TARIFA ELÉCTRICA.

 

UCE DENUNCIA QUE EL CAMBIO DE TARIFA SÓLO BENEFICIA LA CUENTA DE RESULTADOS DE LAS COMPAÑÍAS ELÉCTRICAS, PROPORCIONÁNDOLES UN ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO E INJUSTO SUPERIOR A LOS 150 MILLONES DE EUROS/AÑO.

 

UCE DENUNCIA LA QUIEBRA DE CONFIANZA QUE PROVOCA LA MEDIDA IMPUESTA POR EL MINISTERIO, QUIEN PRIMERO ALENTÓ E INCLUSO SUBVENCIONÓ LA TARIFA NOCTURNA Y AHORA PENALIZA SIN JUSTIFICACIÓN ALGUNA A QUIENES INVIRTIERON EN SU VIVIENDA EN ACUMULADORES PARA UN AHORRO RACIONAL DE LA ENERGÍA

 

UCE EXIGE AL NUEVO MINISTRO DE INDUSTRIA LA PARALIZACIÓN INMEDIATA DE ESTA MEDIDA  POR CONSIDERAR QUE ADEMÁS DE INCONSTITUCIONAL ES PROFUNDAMENTE LESIVA PARA LAS FAMILIAS QUE CONFIARON EN LAS BONDADES PROMETIDAS POR LA ADMINISTRACIÓN. 

 

Eliminación la tarifa nocturna: un  abuso inaceptable

 

El 1 de enero de 2007, entró en vigor, sin previo aviso, el RD 1634/06 que introdujo cambios sustanciales en las tarifas eléctricas, notablemente perjudiciales para los actuales usuarios de Tarifa Nocturna, posteriormente ampliado con el RD 871/07 y la ITC 2794/07, ambos en la misma línea, “olvidar” al millón largo de familias que la utilizan.

 

Desde el momento en que apareció el RD 1634/06 muchas asociaciones de consumidores, entre ellas UCE, pusieron de manifiesto a la Administración, el grave quebranto económico que se originaba a los actuales usuarios de tarifa nocturna,  y solicitaron que adoptase medidas para evitarlo, así como que, junto con las Empresas Eléctricas, informasen adecuadamente al usuario de la situación y de posibles actuaciones sobre sus instalaciones para paliar parcialmente el impacto.

 

En la actualidad, la mayoría los usuarios de Tarifa Nocturna, desconocen una realidad que empezarán a vivir cuando les lleguen las primeras facturas en la próxima temporada de calefacción, allá por octubre/noviembre del presente año, motivada por la modificación unilateral de las condiciones en las que habían contratado dicha tarifa, consistentes básicamente en que:

 

 

Condiciones actuales de la Tarifa Nocturna:

 

§         La potencia contratada era la correspondiente a las horas diurnas.

§         De 23h a 7 de la mañana, cuando funcionan los sistemas de acumulación y se requiere más potencia, podían disponer de la máxima potencia admisible por la instalación sin sobrecoste alguno.

§         Existía un descuento del 55% en la energía eléctrica consumida entre las 23 horas y la siete de la mañana del día siguiente, junto un con ligero recargo de aproximadamente el  3% para la energía consumida el resto del día.

 

2.- Los cambios que impone el Decreto:

 

En contraposición con las anteriores condiciones, las nuevas tarifas presentan serios problemas, para los actuales usuarios de Tarifa Nocturna.

 

 3.- LOS PARCHES

 

El clamor popular contra las medidas, canalizado por asociaciones de consumidores y medios, fue creciendo, de forma particularmente intensa en algunas Comunidades como Galicia, y dio lugar a que la Administración matizase, el 18 de marzo pasado, a través de una Disposición Transitoria, que incluida en el RD 222/2008 de 15 de febrero, estableció que en el pasó de tarifa nocturna a TD “…quedan exentas del  devengo de cualquiera de los derechos de acometida reguladas en la normativa vigente”

 

 

 

La medida representa un pequeño alivio para el usuario de Tarifa Nocturna, pues las empresas eléctricas no le cobrarán por derechos de acometida y/o extensión, según comenzaban a hacerlo, y tampoco podrán cobrar por el posible cambio de equipos de medida,

 

Lógicamente, ha sido bien acogida, muy comentada por los medios y las organizaciones de consumidores, pues evita el pago de unos 140 € por abonado y año, pero no deja de ser un “parche”, que olvida dar solución a los verdaderos problemas de fondo:

 

§         La obligación de contratar la máxima potencia demandada,

 

§         El incremento del 3% al 35% del diferencial entre el precio del kWh consumido en punta y el de la tarifa general.

 

Para aclarar la importancia relativa de la concesión contenida en el RD 222/08, debe matizarse que si se hubiese realizado el cobro de los derechos de extensión y/o acometida a los usuarios de TN que pasen a Tarifa Discriminación Horaria, se pagaría una sola vez al modificar el contrato

 

 

4. LA REALIDAD

 

Frente a la supresión del único pago al cambiar el contrato de Tarifa Nocturna a Tarifa Discriminación Horaria, las cuestiones pendientes de resolver, obligación de contratar la máxima potencia demandada y el elevadísimo diferencial del 35%, son costes que gravaran TODOS los recibos durante TODA la vida de la instalación.

 

Por ello, si las reformas terminan ahí, sólo serán un “parche” del Gobierno, con la esperanza de acallar el torrente de reclamaciones.

 

 

4.1 Obligación de contratar la máxima potencia demandada

 

Esta es una cuestión lesiva tanto para los usuarios de Tarifa Nocturna, como para los que deban contratar la TDH, ya que sólo utilizarán la máxima potencia durante los meses de calefacción, y en la franja horaria valle:

 

 

   5 meses/año x 30 días/mes x 14 horas/día = 2.100 horas/año

 

 

Sin embargo, el año tiene 8.640 horas, es decir que el usuario de acumuladores con Tarifa Discriminación Horaria sólo utilizará la máxima potencia el 24 % de las horas anuales, pero  pagará como si la utilizase todo el año ¿por qué?

 

 

Lo razonable, y posible con los nuevos contadores, es la existencia de dos precios para la potencia según se utilice en punta o valle.

 

4.1.1 Impacto económico por contratar la máxima potencia demanda

 

Para evitar el impacto económico por contratar la máxima potencia demandada, es necesario adoptar medidas, antes de pasar a  Tarifa Discriminación Horaria, para reducir aquella y su coste, al mínimo.

 

Sin embargo, ni la Administración ni las Empresas Eléctricas, han informado sobre esta cuestión fundamental para evitar que se dispare, aun más, el coste mensual de sus recibos ¿por qué?

 

La Administración debería conceder una moratoria para que los actuales usuarios de Tarifa Nocturna, que lo son en respuesta a su llamada solicitando su contribución para mejorar la curva de carga eléctrica, puedan adaptar sus instalaciones antes de contratar la TDH, e incluso facilitarles ayudas para limitar el impacto

 

Por otra parte parece evidente que el silencio informativo de las empresas eléctricas sobre este tema, les representa un ingreso adicional, sin ninguna contraprestación, pues no varía el servicio.

 

 

Como ejercicio mental valga la estimación reflejada en el cuadro:

 

TIPO DE TARIFA

NUMERO DE USUARIOS (31-12-05)

POTENCIA MEDIA CONTRATADA (kW)

COSTE DE LA POTENCIA             (€/Kw)

FACTURACIÓN ANUAL       POR POTENCIA           (€)

NOCTURNA (2.0N)

1.062.709

5,36

1,752513

119.790.297

  TDH (3.01)     

12

estimada en TDH             (sin modificaciones)

268.187.233

INGRESOS/AÑO ADICIONALES DE LAS ELÉCTRICAS (€/año)

148.396.935

 PAGO MEDIO ADICIONAL POR USUARIO (€/año)

140

 

 

4.1.2 Medidas paliativas del impacto por contratar la máxima potencia.

 

La obligación de contratar la máxima potencia demanda hace necesario que, además de la reconsideración de esta exigencia por parte de la Administración, se adopten medidas para reducirla

 

Pero también aquí se ha puesto de manifiesto la falta de voluntad de Administración y Empresas Eléctricas para informar al usuario sobre las citadas medidas, a pesar de las reiteradas peticiones.

 

La primera medida es que el usuario, antes de actuar sobre su instalación, consulte con un instalador autorizado, quien le informará sobre la solución  adecuada para reducir al máximo el incremento de potencia a contratar y  el coste de la modificación.

 

No se puede generalizar, y mucho menos prejuzgar la solución adecuada para cada caso, aunque básicamente existen dos.

 

Una sustituir las resistencias de los acumuladores por otras de menor potencia, otra adaptar la instalación eléctrica disponiendo dos circuitos y conectar, a cada uno de ellos, la mitad de los acumuladores, programando cada circuito para que funcione, uno tras otro, siete horas durante el “valle” de la TDH.

 

Cualquiera de las dos soluciones es válida.

 

La adecuada para cada caso debe tomarse una vez inspeccionada la instalación por un instalador autorizado.

 

 

4.2 Diferencial entre el precio del Kwh de TDH y el de la tarifa general.

 

Con la Tarifa Discriminación Horaria, el diferencial entre el precio del kWh consumido en “punta”, y el de la tarifa general domestica, ha pasado del 3% en la TN al 35 %, es decir, se ha multiplicado casi por 12.

 

El disparatado incremento, no se puede amparar en la ampliación del  “valle” de 8 horas en TN a 14 con TDH, siendo, en realidad, un “castigo injustificado e injustificable” al consumo, fuera de las horas “valle”.

 

De cualquier aparato eléctrico de quienes han de contratar TDH, en su mayoría vinculados a la calefacción por acumulación.

 

Parece como si la Administración hubiese llegado a la sorprendente conclusión de que quien contrata Tarifa Discriminación Horaria, únicamente habita su vivienda de diez de la noche a doce de la mañana del día siguiente.

 

Dicho más directamente, se ha olvidado que, muchos usuarios de TDH (enfermos, niños, ancianos, jubilados, parados…) “viven en su domicilio” en las horas centrales del día, gravando, de forma desproporcionada, sus consumos en dichos periodos.

 

 

CONCLUSIONES:

 

Primera.- De lo dispuesto en el Real Decreto 1634/2006, de 29 de Diciembre, el Real Decreto 871/2007, de 29 de junio, y en el Real Decreto 222/2008, de 15 de Febrero, se desprende que:

 

 

Ø      Desaparece la tarifa nocturna a partir del 1 de Julio de 2008

Ø      Se establece, para todos los suministros, la obligación de contratar la máxima potencia disponible, considerando tanto los periodos valle como los periodos punta.

Ø      Con el régimen de discriminación horaria se amplia el número de horas valle, que pasan de 8 a 14, y se reduce el número de horas punta, que pasan de 16 a 10.

Ø      Las modificaciones para la adaptación de los suministros con tarifa nocturna a tarifa con discriminación horaria están exentas del pago de los derechos de acometida y de otros gastos derivados de los cambios y actuaciones en los equipos de control y medida que requieran  las citadas adaptaciones.

 

 

Segunda.- La repercusión económica que supone para los consumidores la supresión de la tarifa nocturna procede, de una parte, de la obligación de contratar la máxima potencia y, de otra, del incremento de las tarifas que les serán aplicables a partir del 1 de julio de 2008.

 

Tercera.-  Previsiblemente, los consumidores con tarifa nocturna van a tener que pagar un importe superior en sus facturas por el importe de potencia  y, paralelamente, van a tener que pagar también un importe superior por el termino de energía que el que les correspondería pagar con la potencia que tenían contratada antes de la modificación formativa.

 

Cuarta.- Aún cuando la nueva normativa aumenta el número de horas valle y reduce el de horas punta, el incremento del importe de la tarifa en cuanto al término de energía, sobre todo durante las horas punta, puede neutralizar esa aparente mejora, de forma que no parece aventurado afirmar que el efecto que el efecto económico va a ser un incremento del importe global de las facturas de estos consumidores.

 

Así que se desprende del informe conjunto elaborado por las Direcciones de Energía Eléctrica y de Regulación y Competencia con fecha 10 de Abril de 2008, en el que se afirma que “ el efecto conjunto de la actualización de la potencia contratada de los usuarios acogidos a la tarifa 2.0N y la supresión de dicha tarifa a partir del 1 de Julio de 2008 se estima en un aumento de la facturación  media del 22% para usuarios cuya potencia actualizada resulte inferior a 15 kW y un aumento del 77% para cuya potencia actualizada resulte superior a 15 KW.

 

Quinta.- Las previsiones contenidas en los Reales Decretos 1634/2006, de 29 de Diciembre y 871/2007 de 29 de Junio, sobre la desaparición de la tarifa nocturna comportan un efecto de retroactividad, en la medida en que, aun cuando únicamente despliegan efectos a futuro, el substrato fáctico sobre el que van a ser aplicadas lo constituyen situaciones o relaciones jurídicas nacidas con anterioridad a las normas, tal y como sucede con los contratos que tienen suscritos los consumidores con sus respectivas compañías eléctricas acogiéndose a la tarifa nocturna.

 

Sexta.- En la modificación de las tarifas y la consiguiente desaparición de la tarifa nocturna a juicio de la UCE concurren algunos elementos definidores de una vulneración del principio de seguridad jurídica consagrado por el articulo 9.3. de la Constitución (falta de previsibilidad, falta de justificación o explicación sobre la razonabilidad o conveniencia de la medida, posible incentivación de la contratación de la tarifa nocturna por parte de los poderes públicos, generando confianza legítima en los ciudadanos, insuficiencia de régimen transitorio de adaptación, ausencia de cualquier tipo de medidas compensatorias de los efectos económicos).

 

Séptima.- UCE considera que la vulneración de los principios de confianza legitima y seguridad jurídica, comporta no sólo la anulación de la disposición en cuestión es decir el decreto de Industria, sino también la declaración de responsabilidad patrimonial de la Administración del Estado, por las consecuencias económicas derivadas de la eliminación de la tarifa nocturna a más de 1.100.000 familias españolas.