UCE denuncia que los consumidores españoles son víctimas de un mercado de distribución energética cautivo, con absoluta falta de competencia y transparencia

 

Con el nuevo modelo liberalizado, el gas natural pasará a ser suministrado exclusivamente por las empresas comercializadoras

 

El sector del gas se liberaliza a partir de mañana con absoluta falta de información para los usuarios

 

Lunes, 30 de junio de 2008.

 

El sector del gas quedará liberalizado a partir de mañana 1 de julio. Esto supondrá un nuevo marco regulador que afectará directamente a los contratos que los usuarios tienen con sus actuales compañías de gas. A pesar de esta novedad, los consumidores carecen a fecha de hoy de la más mínima información sobre las consecuencias del nuevo marco regulador. Al igual que ha sucedido con la tarifa nocturna, el Ministerio de Industria no explicado a los consumidores cómo les afectará la nueva regulación. Esto pone en evidencia la absoluta falta de transparencia que existe en los mercados del gas y en el eléctrico. Los usuarios españoles son víctimas actualmente de un mercado energético cautivo, marcado por una clara falta de competencia que hace que la mayoría de los abonados no puedan elegir de forma real entre compañías distribuidoras.

 

¿Qué debe saber el usuario?

 

La liberalización total del mercado del gas se producirá en España mañana 1 de julio del 2008 de modo que todos los clientes van a poder optar, en teoría, por el comercializador que les ofrezca mejores condiciones o acogerse a la tarifa denominada de “último recurso”. Si no deciden cambiar, se quedarán con su actual comercializador.

 

A partir de ahora los usuarios deberán diferenciar entre distribuidoras y comercializadoras, las primeras son las personas jurídicas titulares de las instalaciones de distribución. Tienen como función distribuir el gas natural por la canalización, construir y mantener las infraestructuras destinadas a colocar el gas en los puntos de consumo. Las comercializadoras son las sociedades mercantiles que compran a las distribuidoras el gas que está en el mercado para vendérselo a los consumidores.

 

La nueva normativa advierte de que hay consumidores del mercado regulado que, por no disponer de capacidad de negociación suficiente, deben ser protegidos para evitar que queden sin suministrador. Para ello, la ley ha creado la figura de los 'suministradores de último recurso', que tendrá la obligación de suministrar gas a este colectivo a un precio que no podrá ser superior al fijado por el Ministerio de Industria a través de la 'tarifa de último recurso'.

Dentro de este nuevo modelo, el gas natural pasará a ser suministrado exclusivamente por las empresas comercializadoras. Los consumidores tendrán que contratar el gas con las comercializadoras.

La 'tarifa último recurso' es, en cuanto a precios, el 'techo' establecido por el Gobierno, mientras que, por ley, las ofertas de los comercializadores tienen que ser inferiores a esa tarifa. De este modo, lo que se busca es conseguir que el consumidor se acerque progresivamente a los proveedores. De hecho, hasta 2010, la tarifa se vinculará a un consumo cada vez menor para que el colectivo acogido a ella sea muy reducido.

A partir del 1 de julio del 2008, las condiciones de la 'tarifa de último recurso', cambiarán. Sólo podrán acogerse a ella aquellos consumidores conectados a gasoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 3 Gwh.

Con el Real Decreto 1068/2007, se procede a la designación de los comercializadores de último recurso, para las que se ha considerado aquellos comercializadores con medios técnicos suficientes para garantizar el suministro y la atención al cliente doméstico.

 

Con el fin de garantizar la transparencia y efectividad del mecanismo de traspaso de clientes se crea la Oficina de Cambios de Suministrador. Su principal responsabilidad será la de supervisar los cambios de suministrador de gas natural, con el fin de evitar posibles obstáculos a la competencia.

 

Para el ejercicio de su actividad, la oficina de Cambios de Suministrador tendrá acceso a las bases de datos de consumidores y punto de suministro del gas y electricidad de las empresas.

 

El texto legal prevé la creación el Comité de Seguimiento de la Gestión Técnica del Sistema, que estará formado por representantes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, del Gestor técnico del Sistema de Gas Natural, del Operador del Sistema Eléctrico, de la Corporación de Reservas estratégicas de Productos Petrolíferos, y de la Comisión Nacional de Energía. Este comité no tiene representación alguna de los consumidores. Su objetivo es el seguimiento permanente del buen funcionamiento del sistema gasista, asegurando, entre otras funciones, de la garantía de suministros.

 

 

Precio máximo

 

Por su parte, el Ministerio de Industria y la Comisión Nacional de la Energía (CNE) fijarán la “tarifa de último recurso" (TUR). Esta tarifa marcará un precio máximo, integrado por los peajes regulados y la evolución del mercado del gas, a su vez determinado por la referencia del crudo.

 

 

Plazos para adaptarse a la nueva normativa

 

El día 1 de enero del 2008 quedó suprimido el sistema tarifario de gas natural y se estableció la tarifa de último recurso, al que podrán acogerse exclusivamente los consumidores conectados a gaseoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar con independencia de su consumo anual.

 

A partir del 1 de julio de 2008 sólo podrán acogerse a la TUR (Tarifa de último recurso) aquellos consumidores conectados a gaseoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 3 GWH.

 

A partir del 1 de julio de 2009, se podrán acoger a la TUR aquellos consumidores conectados a gaseoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 2  GWH.

 

A partir del 1 de julio del 2010 sólo se podrán acoger a la TUR aquellos consumidores conectados a gaseoductos cuya presión sea menos o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 1 GWH.

 

 

Pasos a realizar por el consumidor doméstico.

 

Es necesario que las distribuidoras hayan remitido una carta a sus clientes en la que les expliquen que la nueva normativa les obliga a transferir su cartera de clientes a una empresa comercializadora, puesto que, a partir del 1 de julio 2008, solo podrán acceder a la Tarifa de Ultimo recurso aquellos consumidores conectados a gasoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 3 GWH.

Los consumidores domésticos tienen dos opciones:

a) Acceder al mercado liberalizado, contratando el gas con cualquiera de las comercializadoras disponibles en España y cuyo listado figura en la CNE.

b) La segunda es acogerse a la 'tarifa de último recurso', siempre y cuando estén conectados a gasoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 3 GWH.

El Gobierno ha designado a cinco comercializadoras en la Península y Baleares. Naturgás Energía Comercializadora (comercializadora de HC; número de contacto 902 860 860); Endesa Energía (902 535 753); Gas Natural Servicios (900 700 365); Unión Fenosa Comercial (901 380 220) e Iberdrola (901 202 020). En Canarias, operará Endesa Energía. El cambio de suministrador no tendrá ningún coste adicional.